Formación

FORMACIÓN DUAL

¿Por qué las Cámaras de Comercio?

En los países europeos, en donde el Sistema de formación profesional dual se encuentra implantado desde hace décadas, las Cámaras de Comercio se encargan del registro de contratos de formación, de supervisar la formación en la empresa (tutores de empresa), de asesorar a los partícipes en la formación y de la realización de exámenes, siendo las responsables de emitir las acreditaciones para la consecución de las competencias profesionales.

La nueva Ley de Cámaras de Comercio define como uno de los ejes estratégicos de nuestras Instituciones a la Formación Profesional Dual. Una ley que nace con un amplísimo consenso parlamentario, lo que asegura una estabilidad que permitirá a las Cámaras centrarse en su auténtica vocación: apoyar mediante servicios de alto valor a las empresas, especialmente a las pymes, motores decisivos para la recuperación de la economía española y la creación de empleo. La nueva Ley supone una importante apuesta por unas instituciones como las Cámaras, especializadas en el trabajo directo con las empresas, por lo que el desarrollo de la Formación Profesional Dual recibe un claro respaldo.

¿Por qué las Cámaras de Comercio somos actores necesarios en nuestro espacio, en el sistema de Formación Dual?

  • Porque las Cámaras de Comercio somos una estructura que funcionamos en red de manera estructurada con más de 400 puntos de apoyo (Sedes, delegaciones, antenas, viveros, puntos diversos de información,…)
  • Porque disponemos de un amplio conocimiento del tejido productivo
  • Porque ya hemos desarrollado experiencias cercanas, coordinando la formación en centros de trabajo para los alumnos de la Formación Profesional

¿Qué tareas de carácter general pueden desarrollar las Cámaras en el sistema de la Formación Dual?

  • Coordinar el sistema, dar información y ofrecer recomendaciones para el buen funcionamiento del mismo.
  • Facilitar la conexión de los centros formativos con las empresas y apoyar a éstas en aspectos técnicos, pedagógicos, etc.
  • Ofrecer servicios, documentación, formación y materiales formativos para los tutores de empresa.
  • Contribuir a mejorar las condiciones legales y prácticas de la formación profesional dentro de la empresa.
  • Transmitir las inquietudes o necesidades de las empresas a los poderes públicos de decisión en cuestiones de política educativa o formativa.
  • Evaluar la calidad del sistema y la consecución de los objetivos del mismo.

Nuestra experiencia aporta solidez al Sistema en:

1. Identificación de sectores

La elección de los sectores empresariales en donde iniciar la experiencia de la Formación Dual es un factor de gran importancia que puede condicionar el éxito o el fracaso de la misma. Actuar con anticipación, identificar actividades emergentes o que evolucionan de manera continua, son aspectos claves.

2. Difusión y Concienciación

Las Cámaras podemos hacer llegar al empresariado y a la sociedad en general argumentos para valorar los beneficios del Sistema Dual como la de incremento en productividad para las pymes y la oportunidad de invertir en el talento de las personas como un aspecto diferencial de empresas competitivas.

3.- Captación y catalogación de empresas

Es una actividad desarrollada en otros Programas. Es necesario disponer de un catálogo de empresas participantes en este sistema y que estén medidas por unos indicadores que determinen su cualificación para acceder al mismo, ya que aunque todas las empresas podrían ser partícipes, no todas pueden cumplir lo que indica Real Decreto (RD 1529/2012 que regula el contrato para la formación y el aprendizaje).

Esto conlleva el proponer acciones de mejora a aquellas empresas interesadas pero no acreditadas para su participación lo que ofrece un aspecto motivador en esta clasificación.

Las Cámaras podemos acreditar a las empresas interesadas y susceptibles de participar en este Sistema.

4.- Intermediación, Asesoramiento y Gestión Administrativa

Las Cámaras actuamos de vínculo entre las empresas y los centros educativos para que el sistema funcione de manera efectiva.

Mayoritariamente nuestras empresas son pymes, por lo que la labor de asesoramiento a las mismas para incorporarlas al sistema se hace imprescindible.

Estamos hablando de labores de asesoramiento tanto a empresas como a aprendices. Explicar los programas, determinar sus objetivos formativos, las funciones que pueden desempeñar los aprendices, la tutoría que necesariamente debe realizar la empresa, las gestiones administrativas necesarias, la financiación y la evaluación de la formación práctica.

La gestión administrativa necesaria para el contrato para la formación y el aprendizaje puede resultar un obstáculo para la participación, principalmente, de las pequeñas empresas. Las Cámaras podemos apoyarles en dicha gestión: (apoyo en la tramitación de los contratos de trabajo, apoyar el consenso del plan formativo, redacción de los convenios entre empresa y centro formativo, apoyo en la adecuación de horarios y puestos de los aprendices, gestión de la incorporación de aprendices a las empresas desde el centro educativo, …)

5.- Metodología para tutoría y Formación de tutores en la empresa .

Las Cámaras ya realizamos este proceso en la implantación del módulo de Formación en Centros de Trabajo de la Formación Profesional reglada. Más de 30.000 tutores de empresa han sido formados por las Cámaras de Comercio en metodología de tutorización.

Hay que desarrollar una metodología que ponga de manifiesto la importancia de la empresa como agente formativo no solo de aspectos técnicos sino también competenciales.

Para las Cámaras el tutor de empresa es clave. Es el responsable del seguimiento de las actividades productivo/formativas del alumno en la empresa. Además debe organizar el puesto formativo en su empresa en función de los medios técnicos disponibles y con los fines propuestos en el programa formativo consensuado con el Centro Educativo.

Para ello debe disponer, además de la capacitación técnica, de una capacitación pedagógica que le permita transmitir los conocimientos necesarios al aprendiz para alcanzar la cualificación propuesta.

6.-Control de la calidad

Es necesaria una evaluación global del sistema para verificar la consecución de objetivos. Para ello disponemos de metodología y técnicos camerales.