Quiero estar informado para crecer

La periodista Marta García Aller dará una charla sobre El Fin del mundo tal y como lo conocemos



Marta García

 

El fin del mundo tal y como lo conocemos será el título de la charla que la periodista y escritota Marta García Aller dará en la Camara de Teruel el próximo día 12 de febrero a las 19 horas. La misma tendrá lugar en el salón de actos.

La charla se enmarca dentro del convenio SATi, convenio cofinanciado por la Cámara de Teruel y el departamento de Innovación, Investigación y Universidad del Gobierno de Aragón, cuyo objetivo principal es sensibilizar, asesorar e informar sobre TIC a pymes y autónomos de la provincia de Teruel. 

García Aller es periodista y escritora. Su último libro lleva este mismo título: “El fin del mundo tal y como lo conocemos”, editorial Planeta. Escribe en El Independiente y colabora en diversos programas de Onda Cero (La brújula de la Economía y Por fin no es lunes) y La Sexta.

Igual que en el siglo XX desaparecieron imperios que parecían eternos, preceptos morales que habían durado mil años y dogmas científicos que resultaron falsos, en el XXI vamos a decir adiós a muchas de esas tecnologías, costumbres e ideas que nos rodean desde que nacimos. Y la misma suerte que corrieron los videoclubs, el fax y la URSS, la vivirán en breve muchas de las profesiones y los aparatos que nos rodean, como los volantes y el mando a distancia.

¿Cuánto de lo que vemos se desvanecerá? Se avecina el fin de los idiomas y de las cajas registradoras. Y a medida que vamos olvidando cómo era el mundo antes de Google, desaparece la noción de privacidad, la costumbre de conversar y hasta el reloj biológico. Sin olvidar el más ambicioso de todos los avances que la ciencia espera lograr este siglo: el fin del envejecimiento.

En sintonía con los grandes reporteros y narradores de la actualidad, Marta García Aller nos sumerge en la transformación digital que vivimos y en los cambios culturales, tecnológicos y económicos que nos esperan en el siglo XXI. Lo hace charlando con expertos de prestigio mundial, pero también con ciudadanos de a pie, como el dependiente de la tienda que no teme la robotización; el alto directivo del motor que sueña con jubilarse antes de que los coches sean autónomos y el encargado de cuidar un viejo almacén de cabinas telefónicas. 

INSCRÍBETE


← Volver